Need for Speed: ¿solo para fanáticos?

Aaron Paul (Breaking Bad) protagoniza Need for Speed, una cinta sobre carreras de vehículos que ha sido maltratada por la crítica, sin embargo, para los fanáticos de la velocidad o del videojuego en el que se basa la historia, puede resultar una grata sorpresa.

Rápido y Furioso podría ser considerado el principal responsable del fracaso de este filme, debido a las odiosas comparaciones que han surgido desde el lanzamiento del primer trailer. Nada más alejado de la realidad,  pues se trata de dos cintas muy diferentes que solo tienen en común el derroche de vehículos impresionantes.

Aaron Paul encabeza el elenco de Need for Speed
Aaron Paul encabeza el elenco de Need for Speed

El guión de Need for Speed

El argumento es uno de los puntos más flojos de la película, lo que no evita que sea altamente disfrutable y entretenida. Tobey Marshall (Aaron Paul), sale de la cárcel para vengarse de Dino Brewster (Dominic Cooper), responsable de la muerte de su mejor amigo, para lo cual deberá lograr entre a la carrera que organiza Monarch (Michael Keaton). En su cruzada lo acompañará Julia Maddon, interpretada por la hermosa y sorprendente Imogen Poots, quien se convierte en la mejor razón para ir al cine a verla.

Inconsistencias, absurdos y clichés de Hollywood también forman parte del reparto de Need for Speed, pero no logran opacar la función definitiva de esta adaptación: entretener. Los amantes de los automóviles encontrarán suficientes alicientes para delirar durante los 90 minutos de duración, con modelos como el Ford Mustang Shelby GT500 que lleva Marshall casi toda la cinta, tres  Koenigsegg Agera R, un Lamborghini Sesto Elemento y un Bugatti Veyron, entre muchos otros.

En definitiva, una película que vale la pena ver en el cine, por las escenas de acción, persecuciones, carreras y sobresaltos que no dejarán a nadie indiferente.

Mustang Need for Speed

LO MEJOR:

  • Imogen Poots se roba el show en cada una de sus escenas, superando ampliamente a su protagonista masculino.
  • Secuencias de carreras en distintos escenarios que recuerdan al videojuego.

LO PEOR:

  • Con un guión más trabajado pudo convertirse en un éxito, aún mayor que Rápido y Furioso.
  • Dominic Cooper interpreta a un villano gris, tonto y que protagoniza los principales absurdos de la película.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s